viernes, 19 de octubre de 2018

En Argentina no se olvidan del combate que perdió el “Feroz” Mamani

El 21 de septiembre, en Buenos Aires, el argentino Jeremías Ponce le ganó por Ko técnico al boliviano Humberto “Feroz” Mamani, con lo que retuvo su cetro Fedebol AMB, categoría welter, pero el triunfo sigue siendo cuestionado por algunos medios argentinos.

Es el caso del Diario Popular que en una nota firmada por el periodista Gustavo Nigrelli refleja que la pelea no tuvo una buena decisión arbitral de parar la misma. “Una de las figuras del boxeo argentino tuvo el viernes ante el boliviano Mamani un triunfo estadísticamente bueno (KOT 3) pero deslucido por un fallo innecesariamente sobreprotector, de esos que distorsionan la realidad. Así es como se empieza a adormecer las virtudes de una promesa, que luego encontrará afuera un contexto totalmente adverso”, escribe el periodista argentino en torno a la decisión del réferi. Luego, el mismo periodista argentino prosigue: “Al boliviano –que ni tocó el piso- le contaron de pie una vez en el 2º prácticamente sin motivo, apenas por recibir un gancho zurdo al hígado; y otra en el 3º por la misma razón –siempre de pie-, para pararle la pelea segundos después en un intercambio de golpes, cuando para colmo estaba pegando. Insólito”.

En la pelea en sí, en ningún momento del mismo se vio que el “Feroz” Mamani sintiera alguno de los golpes de Ponce, menos estuvo grogui, por eso es que mientras mantuvo el intercambio de puños con el argentino, el boliviano siempre estuvo firme. Hubo Protesta, pero de nada sirvió. En todo caso, la Comisión Nacional de Boxeo ya elevó la queja ante la Asociación Mundial de Boxeo.

jueves, 18 de octubre de 2018

Saúl ‘Canelo’ Álvarez se convirte en el deportista mejor pagado del mundo

El mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, campeón mundial de boxeo de peso mediano, ha firmado un contrato sin precedentes en la historia deportiva, informa ESPN.

El boxeador, que posee títulos del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) y de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), ganará 365 millones de dólares bajo un acuerdo sellado con el servicio digital de transmisiones en vivo DAZN. Como parte del compromiso asumido, deberá protagonizar 11 peleas en 5 años.
- P

El acuerdo bate todos los récords de remuneración. El mexicano incluso superó al beisbolista Giancarlo Stanton, contratado por los Miami Marlins por 325 millones de dólares en 2014.

Álvarez ha peleado dos veces con el kazajo Guennadi Golovkin este año por el título de los pesos medianos. La primera pelea terminó con empate y en la segunda los jueces le dieron la victoria al púgil mexicano.

En su carrera de 53 peleas, Álvarez perdió solo una vez, con el campeón invicto y ahora retirado Floyd Mayweather.

lunes, 8 de octubre de 2018

Los golpes de la vida no noquearon a Fernández

El pugilista Brian Fernández Cáceres que logró la medalla de bronce tanto en los Juegos Deportivos Bolivarianos de Santa Marta, Colombia, el año pasado, como en los Juegos Sudamericanos que se realizaron en Cochabamba en mayo pasado, ahora pretende buscar la medalla de plata y si es posible la de oro representando al país en los próximos Juegos Panamericanos 2019 en Lima, Perú.

Con esta expectativa intensifica sus entrenamientos.

Brian es un humilde deportista oriundo de Pucara y actualmente vive en Itocta, en la zona sur de la ciudad.

Incursionó en el deporte a sus 12 años, ingresando a una escuela de natación llamada Monarca, que promocionaba para pasar clases de taekwondo y comenzó a entrenar.

Se dedicó a la natación, pero con el transcurso del tiempo le comenzó a gustar más el taekwondo, por lo que se inscribió a este curso nuevamente. Durante ese tiempo participó en dos campeonatos del deporte de contacto en la categoría novatos, saliendo victorioso junto a sus entrenadores Adrián y Gloria Adriázola. Pasado un mes, la situación económica de su familia no era buena y dejó este deporte.

Después de un año, junto a sus hermanos mayores Diego y Andrés fueron a trotar por la laguna Alalay y al retorno vieron un gimnasio con un letrero que anunciaba clases de kick boxing. Su hermano Diego le dijo que practique esa disciplina, prometiendo pagarle el curso, además le comentó que era un deporte más completo, pero él no estaba muy decidido, porque le gustaba más el taekwondo. Sin embargo, aceptó la propuesta y después de la primera semana de práctica, el entrenador Alejandro Coscio le preguntó si practicaba alguna otra disciplina y le comentó lo que hacía, entonces le propuso participar en un campeonato de novatos de taekwondo.

Después, combatió con un taekwondista de la asociación, le ganó y dejó de practicar.

A sus 14 años conoció a Ariel Guzmán en el colegio. El muchacho practicaba kick boxing y le invitó a su club llamado Fight Club Rodríguez, y como a todo adolescente le dio curiosidad, así junto con 10 compañeros de su curso decidieron practicar ese deporte.

Desde el primer día que llegó al gimnasio le fascinó este deporte, porque los entrenadores, Rodrigo y Alejandro Rodríguez, tenían un buen carácter para enseñar, es por eso que le rogó a su madre que le diera dinero para pagar el curso y ésta aceptó, pero sin que sepa su padre.

El técnico, al ver sus cualidades, le preguntó si quería participar en un campeonato nacional de kick boxing que se iba a realizar en Tarija.

Muy entusiasmado comentó a su familia y le dijo a su padre que le dé permiso para viajar, pero él no quiso. Su hermano Diego le dijo que siga entrenando y que él conseguiría la autorización. Ganó un torneo selectivo y se clasificó para el nacional.

Llegó el día del viaje, su padre salió a trabajar muy temprano sin darle permiso y su hermano mayor le dijo vamos a la terminal de buses, después llamó a su padre y le dio la autorización. En el torneo conquistó el título y al llegar a Cochabamba su padre lo fue a recibir y viendo el trofeo se puso a llorar, después le abrazó, pero le dijo que ya no practicara este deporte.

Posteriormente, siguió entrenando, pero ya no le daban la mensualidad para pagar y tuvo que trabajar de cerrajero con su tío José (hermano de su madre) para cubrir sus gastos a fin de seguir practicando la disciplina.

Cada día llegaba del colegio, hacía sus tareas, después se iba a trabajar para su mensualidad y sus pasajes, sin avisarle a su padre que seguía entrenando diariamente, pero sus fieles confidentes, su madre y sus hermanos Diego y Andrés, sabían lo que hacía. Después, participó en varios campeonatos y salió victorioso.

Pasó el tiempo y su padre se puso mal, lo llevaron al médico y les dijeron que tenía un problema en el corazón, pero el costo de la operación era muy caro y no podían pagar.

Su entrenador Rodrigo le ofreció organizar un campeonato de clubes para colaborarle para la cirugía de su padre.

Brian en su colegio pidió permiso para utilizar el coliseo y el director le dijo que podía utilizarlo para realizar el torneo de beneficencia.

Todo lo recaudado fue destinado al pago de la intervención quirúrgica de su padre. Brian fue al hospital y le mostró el afiche. Su padre, al ver el cartel, entró en llanto junto a toda su familia.

La operación tuvo éxito y desde ese día su progenitor lo apoyó hasta el último momento de su vida.

A sus 17 años conoció al hijo del presidente de la asociación de boxeo, quien le invitó a la escuela de este deporte para formar parte de la selección local, pero Brian le dijo que no tenía recursos para solventar su preparación, por lo que fue becado y empezó a boxear.

Participó en un nacional derrotando a uno de los mejores de su categoría. Después intervino en otros nacionales y salió victorioso. Su buen desempeño le permitió conseguir una beca para ir a un campamento de boxeo en República Dominicana (30 de enero al 5 de febrero de 2016).

De retorno al país se puso a entrenar e ingresó a la Universidad Mayor de San Simón para estudiar la Carrera de Actividad Física y Deportes. Actualmente, cursa el segundo semestre. En la universidad conoció a muchos amigos y poco a poco comenzó a dejar el boxeo.

Un día recibió un mensaje de su hermano que le decía que su papá se puso mal y que estaba internado en el hospital. Al día siguiente de esa información, le llamaron para comunicarleque su padre había fallecido. Desde ese momento no quería saber nada del kick boxing y boxeo. Varios amigos de su padre le dijeron que no deje el boxeo y que siga entrenando en memoria de él. Poco tiempo después logró el título nacional y una beca para prepararse durante seis meses en la República Popular de China.

Retornó para los Bolivarianos en Santa Marta, Colombia, el año pasado y logró la medalla de bronce en la categoría minimosca (49 kilos).

A su regreso de este evento buscó un gimnasio para prepararse junto a su compañero Sergio Alcócer, con la ayuda del entrenador de la selección nacional, el cubano Alexis Rodríguez, y sus actuales técnicos de base, Rodrigo y Alejandro Rodríguez en la parte física, y trabajó para los Juegos Sudamericanos en Cochabamba.

Cuatro meses antes de los Juegos se lesionó del hombro izquierdo, pero hubo varias personas y el fisioterapeuta Luis Polo que le ayudaron para que vuelva a entrenar.

En los Juegos Sudamericanos obtuvo la medalla de bronce, perdiendo en la semifinal contra un boxeador que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.



"Mi padre no se perdía ninguna de mis peleas y me decía que se lo guarde un asiento en la primera fila. A los torneos nacionales, si eran cerca a esta ciudad, iba con su otro hijo en su auto, y si era lejos, lo hacia en flota".
"Mi progenitor me decía vendré directo a ver la final, porque se que definirás el título y me dio todo su apoyo moral. Cada vez que ganaba una medalla me bajaba del ring e iba a colgársela, diciéndole ‘para ti papa’ y él me felicitaba”. Brian Fernández. Boxeador valluno



FICHA PERSONAL

Brian Fernández Cáceres

Fecha de nacimiento: 2 de septiembre de 1997
Lugar: Cochabamba
Padres: Pablo y Teresa
Hermanos: Diego, Andrés, Belén y Sebastián
Deportes: Kick Boxing y boxeo

Dos robos a su familia se subsanaron con el premio

La alegría en la familia Fernández duró poco, ya que a los dos días de la premiación del Gobierno a los medallista de los Juegos Suramericanos 2018, unos ladrones se entraron a su casa y posteriormente sufrió otro atraco, y se llevaron los ahorros de su madre y sus hermanos .

El premio de 10 mil dólares que recibió por conseguir la medalla de bronce en los Juegos le sirvió para construir la muralla y hacer colocar las puertas de su casa, y lo demás destinó para un proyecto que todavía tiene en mente.

Su objetivo actual es seguir entrenando para lograr la clasificación a los Panamericanos a realizarse en Lima, Perú, del 23 de agosto al 1 de septiembre del próximo año, además buscará la medalla de oro o de plata, para estar una vez más en el podio y así conseguir una plaza para los Juegos Olímpicos de 2022, que es su principal sueño por cumplir.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Soliz muestra el título en noche con 52 peleas

La victoria que firmó anoche el peleador cochabambino Abraham Soliz, quien desplomó cinco veces al paceño Junior Quispe (61 kilogramos), fue solo una muestra de lo que prometió y cumplió el kick boxing en la Llajta.

Mucho se esperaba del Nacional Élite, pero lo cierto es que la respuesta de los propios atletas fue sorprendentemente positiva: hubo 52 combates sobre el cuadrilátero, que se montó en el coliseo Evo Morales, escenario cercano a la piscina Alfredo Marquina.

Los choques, divididos entre peleas infantiles, juveniles y femeninas (el departamental abrió la jornada), ofrecieron el espectáculo que había anticipado la Asociación Departamental, bajo el mando del dirigente y atleta Erick Vásquez.

En el meridiano de la apuesta deportiva entró Abraham Soliz. Para el Guerrero Legendario no representó una dificultad mayor el hecho de dejar en el piso al paceño Junior Quispe, en la lucha por la coronación en los 61 kilogramos.

Cinco tropiezos del visitante marcaron y definieron claramente al finalmente campeón de los rounds disputados. Soliz, más sólido en sus miembros inferiores que el adversario, se valió de sus piernas para establecer la diferencia y ser aclamado.

Nada que hacer para el rival, que debió conformarse con el segundo lugar. Los jueces no tuvieron problemas para dirimir el resultado: victoria por decisión unánime.

Jhamil Muriel, también de Cochabamba, se adueñó del triunfo frente al paceño Ignacio García.

Los jueces tuvieron que decir “no va más” y sentenciaron el nocaut técnico a favor del peleador anfitrión.

Como capítulo aparte y especial, mismo que mereció la promoción durante la semana, tuvo lugar la presentación de las mujeres, aquellas que levantan la bandera de la “igualdad de condiciones” afuera y adentro del ring.

Las ocho más fuertes del país se subieron al cuadrilátero y no escatimaron energía en procura de la coronación nacional.

La local Deysy Bustos chocó con Lizeth Coria, Natalya Vargas lo hizo con Lizbeth Maldonado, Ana Arizaga peleó con Karina Velásquez, y Melizza Fuentes se midió con Alicia Bejarano.

sábado, 22 de septiembre de 2018

Tyson provoca furor con una foto en Colombia

Mike Tyson, excampeón mundial del peso pesado, causó furor en las redes sociales en Colombia por unas fotografías en las que luce la camiseta del club Junior de Barranquilla.

Las fotos fueron tomadas en Las Vegas (EE.UU.) y en una de ellas se ve a Tyson con la camisa “rojiblanca” puesta y en la otra firmando un autógrafo, en lo que parece ser la cocina de su casa.

Las imágenes fueron subidas a las redes sociales por Andrés Felipe Penso, un empresario colombiano hincha del Junior que está haciendo gestiones para que el exboxeador estadounidense, que dominó la categoría del peso pesado en los años 80, visite Barranquilla.

“Mike recibió una camiseta del mejor equipo de Colombia y se tomó la fotografía en su casa la cual me hizo llegar y la imagen se hizo viral”, dijo Penso a Efe.

El Junior de Barranquilla, tercer club de fútbol más antiguo de Colombia, se ha coronado siete veces campeón de la liga local y es el que más hinchada tiene en la región norte del país. EFE

viernes, 21 de septiembre de 2018

“Feroz” ante Ponce, por el cetro sudamericano

Humberto “Feroz” Mamani está listo para defender el cetro sudamericano Super ligero, versión Asociación Mundial de Boxeo, esta noche, en el Coliseo de la Federación Argentina de Boxeo, ante el pugil local Jeremías Matías Ponce. Será uno de los desafíos más importantes en la carrera del boxeador nacional, quien sale de una lesión, pero tiene la fe de que hoy puede mantener el cetro sudamericano, en condición de visitante ante uno de los créditos argentinos, como es el caso de Ponce. El miércoles partió con destino a Buenos Aires, el boxeador nacional, quien estuvo acompañado por su entrenador, Freddy Mamani.

Tras arribar sin problemas en la capital bonaerense, el “Feroz” realizó ayer por la mañana un ligero movimiento en Buenos Aires, seguido muy de cerca por su entrenador. Luego, por la tarde, ante la presencia de los comisarios de la Comisión de Boxeo Profesional de Argentina, cumplió con el pesaje en cuestión, cuando se vio las caras con el argentino Ponce, quien pretende desde hoy ser el próximo campeón sudamericano. Mamani viajó con la ilusión de poder emular un poco de lo que hizo el “Matador” Franklin Mamani, quien peleó por el cetro mundial en 2016. Ese es el camino que quiere “Feroz”, quien no obstante no ha dejado de reconocer que el resto es bastante complicado, tomando en cuenta la calidad del boxeador argentino. En todo caso, Mamani, dejó deslizar de que va a dejar todo en procura de lograr hacer flamear en lo más alto del predio argentino, la tricolor nacional. En las últimas horas se estudiado a Jeremías Matías Ponce, al que tiene definido de pies y cabeza, lo que habla del proceso previo de entrenamientos bajo el mando del experimentado Freddy Mamani. Uno de los aspectos resaltantes de ayer, fue que Mamani cumplió con la balanza sin problemas para continuar en la categoría superligero. La pelea del boliviano, será ña de fondo en uno de los coliseos de la Federtación de Boxeo de Argentina, donde se espera que el nacional tenga la posibilidad de contar con respaldo, tomando en cuenta la nutrida colonia boliviano. Esta noche se sabrá hasta donde puede llegar Humberto “Feroz” Mamani.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Humberto “Feroz” Mamani partió ilusionado a Argentina

El pugil nacional Humberto “Feroz” Mamani partió ayer por la mañana con destino a Buenos Aires, Argentina, donde el viernes 21 se enfrentará al crédito local, Jeremías Nicolás Ponce, en pelea donde estará en disputa el cetro sudamericano de la WBA. El “Feroz” partió ilusionado y con la intención de retener el cetro internacional que obtuvo, pero conocedor de que al frente tendrá a un hueso duro de roer, como será el argentino Ponce, quien también quiere el cetro para su país. Mamani expuso antes de partir y tras levantar la mano en señal de triunfo de que va a dejar todo por el país, “sabemos que no será facil, pero se ha llevado adelante un buen trabajo”. Hoy por la tarde, se procederá con el pesaje del boliviano y el argentino, ante los comisarios internacionales que supervisarán la pelea. Tras el pesaje oficial, ambos posarán la foto oficial del combate que se llevará adelante en Buenos Aires. De ganar, al “Feroz” se le abrirán varias puertas.